miércoles, 16 de septiembre de 2020

MOVILIZACIÓN 17S #ALERTAROJA, En apoyo a los profesionales del sector del espectáculo y de los eventos

 


La movilización de Alerta Roja del 17 de septiembre tendrá lugar en 28 ciudades de España

El movimiento Alerta Roja está cogiendo cada día más fuerza. Ha surgido de la unión de muchos profesionales para dar visibilidad a la alarmante situación que vive el sector del Espectáculo y los Eventos, que está al borde del colapso por la crisis sanitaria del SARS-CoV-2.

Se ha materializado bajo la campaña #alertaroja #hacemoseventos, y se está traduciendo, en esta primera fase, en movilizaciones apolíticas que se harán en 28 ciudades del España mañana 17 de septiembre.

El objetivo es instar al Gobierno y a las Administraciones Públicas a que tomen medidas urgentes para garantizar la supervivencia del sector, y a crear de forma inmediata una mesa sectorial donde se definan las necesidades de este, afectado por la estacionalidad e intermitencia de la actividad, y se construya desde la base teniendo en cuenta todas las disciplinas implicadas.

Alicante, Albacete, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Córdoba, Girona, Granada, Ibiza, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Logroño, Lugo, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Palma, Pamplona, Santiago de Compostela, Sevilla, Tarragona, Santa Cruz de Tenerife, Valencia, Valladolid, Vigo, Vitoria y Zaragoza serán las ciudades donde tendrán lugar las movilizaciones, que también quieren ser la reivindicación de la profesionalidad de un sector y un entorno que ha demostrado ser uno de los más seguros en esta crisis sanitaria.

Así, las movilizaciones simultáneas tienen como objetivo una organización, gestión y desarrollo impolutos y con las máximas medidas higiénico-sanitarias. Se pretende una incidencia e impacto cualitativo y no cuantitativo, y por lo tanto no se va a hacer un llamamiento a la asistencia masiva, sino que serán unas movilizaciones controladas y limitadas en donde los participantes se registrarán previamente para obtener un ticket de asistencia como medida de prevención frente al riesgo de contagio de la Covid-19.

No se trata de una protesta o una movilización más, se trata de mostrar de una manera segura, elegante e impactante que el sector del Espectáculo y los Eventos está en #ALERTA ROJA, y que todos los profesionales de las diferentes disciplinas estamos unidos bajo la campaña #alertaroja #hacemoseventos #redalert #wemakeevents

Alerta Roja forma parte del movimiento internacional #redalert #wemakeevents, en la que actualmente hay 7 países adheridos. Todos con la misma imagen, lema y dirección, y que el próximo día 30 de septiembre se unirán todos en el Global Day, donde los profesionales de todo el mundo se unirán para dar voz, en un mismo día, a un sector impactado de lleno por la crisis de la Covid-19, que precisa de un Plan de Rescate que garantice la supervivencia de muchos miles de familias.

Así, además de las movilizaciones, como ya se ha hecho en Norte América o en el Reino Unido, el movimiento se está haciendo visible con la iluminación en rojo de fachadas e interiores de edificios vinculados al sector, y será aún más palpable el día 17 de septiembre.

Se trata de una propuesta ordenada y orientada a realizar una acción que tenga una dimensión potente a nivel simbólico para que llegue a miles de personas, y comunicacional a través de la lectura del manifiesto de medidas urgentes.


alertarojaeventos.com

sábado, 12 de septiembre de 2020

Facebook censura los videos musicales en streaming a partir de Octubre



De nuevo otro ataque ridículo a la libertad y el derecho a perseguir nuestra felicidad. O la supervivencia para algunos. Ahora el objetivo es limitar o prohibir eventos de música en directo, así que otro varapalo a los músicos y artistas ya de por sí castigados en estos últimos meses con motivo de la pandemia. 

Según una noticia reciente aparecida en dancingastronaut.com, ''a partir del 1 de octubre, Facebook anuncia que a los músicos no se les permitirá usar videos en su plataforma para crear una experiencia de escucha musical''.

Parece ser que la censura no sólo afecta a Facebook, sino también a Instagram y YouTube. El comunicado dice que quieren que su tecnología se use para conectar a familiares y amigos entre sí, no para conectar a los músicos con sus fans. La empresa amenaza con la eliminación de videos y la posible eliminación de la cuenta como penalización por incumplimiento.

 ''Queremos que pueda disfrutar de los videos publicados por familiares y amigos. Sin embargo, si usa videos en nuestros plataforma para crear una experiencia de escucha de música para usted o para otros, sus videos serán bloqueados y su página, perfil o grupo pueden ser eliminados. Esto incluye Live.''

Si esto llegase a confirmarse, indignante es poco. Un escándalo. Apenas hay conciertos en vivo, los que se hacen, con limitaciones de espacio y extremando medidas seguridad, con el público sentado, igual que autómatas. Se posponen y se cancelan giras contínuamente, qué os voy a contar que no sepáis ya... 

Con la industria musical paralizada casi por completo y con escasas o nulas ayudas que fomenten esta Cultura, lo último que necesitamos son nuevas medidas restrictivas. Los músicos no viven del aire y necesitan subsistir, llegar a los fans, conectar con sus seguidores, tocar en directo, aunque sea en streaming, en una red social como mal menor por el momento.

Veremos qué hay detrás de todo esto y si procede alguna reacción. Lo que está claro es que es su ''juego'' y son sus reglas. O las tomas o las dejas. De nosotros depende participar.

viernes, 7 de agosto de 2020

The Fizz Fuzz - Palmyra (2020) #Desert #Rock


'Palmyra' es el álbum debut de The Fizz Fuzz, el nuevo proyecto musical de Dandy Brown (Hermano, Orquesta del Desierto) y su pareja, Dawn Brown, a quienes ubicamos en California. Ambos cuentan con interesantes colaboraciones para confeccionar este trabajo: David Angstrom (Hermano, Luna Sol), Steve Earle (Afghan Whigs), Mike Callahan (Hermano, Earshot), Mark Engel (Orquesta Del Desierto), Alice Albertazzi y Gianfranco Romanelli (Alice Tambourine Lover).

Con todo ese plantel y el currículum de los protagonistas ya os podréis imaginar que el disco destila olor a desierto por todos los costados. La portada ya es un buen indicativo de ello (obra de Dawn). Compuesto y grabado entre 2018 y 2019, 'Palmyra' destaca por su diversidad y un amplio abanico de sonidos a medio camino entre el Rock alternativo y Desert Rock. 

Ocho canciones que entran como un soplo de aire fresco entre tanto calor, cuya duración sobrepasa por poco la media hora, y de la cuales una ya nos suena de antemano: "Dark Horse II". Ésta se incluye en el disco de Hermano: ''Into The Exam Room'' (2007) pero aquí hacen una revisión muy acertada, con diferentes arreglos, dobles voces y no tan acústica. El resto, da buena cuenta del talento que atesora Dandy Brown como compositor y guitarrista. Un valor seguro siempre. Muy buen disco, hecho con honestidad, en familia y con amigos, que nos abre las puertas al Desierto de par en par.



THE DREAM SYNDICATE - The Universe Inside (2020)


La banda de L.A. liderada por Steve Wynn sigue en racha. Desde su reunión en 2017 no hacen más que sorprendernos para bien año tras año. Con 'The  Universe Inside' lo han vuelto a hacer. Esta vez, 5 piezas que nos llevan de excursión durante una hora por un viaje apasionante hacia lo desconocido. Como si de unos Velvet Underground del siglo XXI se tratase, juegan a la improvisación con jams Psych Rockeras y una duración media de 10 minutos que, lejos de atragantarse, entran como la seda. 

La excepción, el primer single: 'The Regulator'. Asombrosa manera de abrir un álbum con 20 minutos de auténtica pasada, indescriptible, tanto visual como musicalmente, donde nos transportan a todo trapo hacia una aventura Jazz Rockera empapada en ácido. Recrean una atmósfera muy dinámica y volátil con presencia de armónicas, teclados, saxo, trompeta, sitar... y por supuesto, guitarra, bajo y batería, formando un cóctel mpresionante. Todo un viaje psicodélico con imágenes de la ciudad de Nueva York como telón de fondo. Puro goce y disfrute:

 

El disco viene a ser un extracto de las mejores sesiones que se llevaron a cabo en el estudio, prácticamente a modo de improvisación, que en un primer momento rondaban los 80 minutos. Con la veteranía y experiencia que se gastan estos músicos, hablar de influencias está un poco fuera de lugar. Lo mismo puedes encontrar referentes como Pink Floyd, Neil Young, Grateful Dead, como la citada Velvet o Miles Davis. Pero en realidad, tal como dijo Steve Wynn hace tiempo: ''Estamos creando música que queremos escuchar porque nadie más la está haciendo''. Con un par. Discazo que se sale de lo convencional. Es arriesgado, vanguardista, experimental, inclasificable. Jugada maestra a la altura de estos grandes.

🎧🎵

martes, 4 de agosto de 2020

JOHNNY WINTER - 'Nothin' But the Blues', la extraordinaria alianza con MUDDY WATERS



Este disco cumple tantos años como yo el mismo dia que yo. Publicado tal dia como hoy un 4 de Agosto de 1977, ambos estamos de celebración, y de tal coincidencia no me había enterado hasta hace unas horas. Cuando escribo estas líneas voy por la segunda escucha, porque su corta duración (poco más de media hora) pide más, ¡mucho más!! y lo hace doblemente bueno. Quiero compartir con vosotros este gran disco y la gran reseña que nos regala Javier Caneda, de A Carón do Blues, para que lo disfrutéis tanto como lo estoy haciendo yo. Una verdadera joya de nuestro guitarrista albino favorito:

En varias ocasiones Johnny Winter confesó que su colaboración con Muddy Waters, hacia finales de los años setenta, le reencontró con el blues. "Nothing But The Blues" salió a la venta en 1977, el mismo año que "Hard Again", su primer y celebrado disco como músico y productor de Muddy Waters. Johnny utilizó en este disco la misma banda de Waters. Todo un lujo y una garantía para un disco que se convirtió, con el paso del tiempo, en una de sus mejores obras dentro de su amplia discografía.

A comienzos de los años setenta la carrera de Johnny Winter explotó. Pasó de ser un artista poco conocido, cuando actuó en 1969 en el histórico festival de Woodstock, a un auténtico héroe de la guitarra eléctrica idolatrado por un público blanco ávido de nuevas sensaciones. Sus primeros discos en solitario nos mostraban a un músico albino que tocaba el blues como pocos. Su voz no era nada especial, pero sus dedos se movían por el mástil de la guitarra de una forma vertiginosa y salvaje. Sus torrentes de notas conquistaron al público más rockero que le encumbró a la cima. A partir de su segundo álbum, "Second Winter", el blues comenzó a quedar progresivamente olvidado. Sus fans iniciales se vieron profundamente decepcionados porque, disco tras disco, la esencia de su ídolo parecía totalmente enterrada. No podemos decir en ningún caso que sus trabajos fuesen malos, ni mucho menos, pero desde luego estaban muy alejados del sonido de sus primeros discos.

En 1976 se produjo el histórico encuentro con Muddy Waters y la cosa cambió radicalmente. Al año siguiente "Hard Again" se coronó como la gran revelación del año, o incluso de la década. En un segundo plano, Johnny Winter publicó también su disco en solitario, acompañado de la banda de Muddy, con toda una declaración de intenciones: "nada más que blues". Willie "Big Eyes" Smith en la batería, Charles Calmese al bajo, Bob Margolin en la segunda guitarra, James Cotton a la armónica, Pinetop Perkins al piano y el propio Muddy poniendo la voz en el tema que cierra el disco, eran toda una garantía de éxito. Winter se encontraba en uno de los momentos más inspirados de su carrera, y el subidón por su reencuentro con sus raíces y con el blues eran más que evidentes. Daba igual que tocase la acústica, la eléctrica o el slide, porque en aquel momento su mente estaba clara y nítida y el blues tomaría absolutamente la palabra.

El disco se hizo, eso sí, muy corto (poco más de media hora de duración) pero a partir de entonces su carrera se perfiló más claramente y su música nos depararía menos sobresaltos. En la misma onda pronto llegaría "White, Hot & Blue" y posteriormente su asociación con Alligator Records.

"Nothin' But The Blues" fue el álbum que le reconcilió con su público más acérrimo, con los seguidores que le habían apoyado desde el inicio, y con los fans que veían en el blues la única senda válida para un músico irrepetible.